SOY HIJA DE MADRID LO MISMO QUE FUE MI PADRE, COMO MI MADRE TAMBIEN LO ES, EN ESTA TIERRA DE ARTE DONDE SIEMPRE VIVIRE ... EL RECORRER DE SUS CALLES, LAS CUALES NO TIENEN FIN, TE HACEN SENTIR EL EMBRUJO QUE SIEMPRE GUARDA MADRID, ... Y VENGAS DE DONDE VENGAS, LLEGUES DE CUALQUIER LUGAR, TE SENTIRAS MADRILEÑO, POR LA CALLE DE ALCALA..... Y POR EL MADRID MAS VIEJO QUE PISABAN MIS ABUELAS, PASEARAS SIN DESCANSO POR SUS CALLES Y PLAZUELAS, Y BIEN SEA DE TAPEO DE ENTRESIJO Y GALLINEJA, CHOCOLATE CON BUÑUELOS, DIRAS CON LA BOCA LLENA ...¡!! QUE DESDE MADRID AL CIELO ¡!!

Translate this blog

Buscar en este blog

lunes, 14 de enero de 2013

Desmontar la sanidad pública a favor del negocio privado: Güemes, el exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, demuestra que el PP busca que la sanidad privada haga negocio.


Tras ser consejero de sanidad, Güemes se fue a la empresa Unilabs. Ahora es la empresa que se encargará de los análisis que se privatizan en 6 hospitales. Qué casualidad y qué suerte tienen estos señores del PP en Madrid, ¿no?


Desmontar la sanidad pública a favor del negocio privado "Su verdadero objetivo es desmontar el modelo de sanidad pública que teníamos los españoles, aprovechando el argumento de la crisis, y abrir el negocio de la sanidad a las aseguradoras privadas, como acabamos de ver con el caso de Unilabs y Juan José Güemes", Están más preocupados por favorecer a a estos empresarios que de "preocuparse por garantizar un sistema de salud público, universal, gratuito y de calidad para los ciudadanos"




Su nombre vuelve a estar asociado al escándalo tras conocerse su vinculación con una empresa que gestionará una multimillonaria cifra por el servicio público de análisis clínicos, el mismo que él privatizó cuando era consejero de Sanidad del gobierno de Esperanza Aguirre. Su dimisión, en marzo de 2010, coincidió con el trasplante al que fue sometido su suegro, el ‘popular’ Carlos Fabra, en el Hospital 12 de Octubre, un caso que también despertó mucha polémica por un supuesto trato de favor


Juan José Güemes siempre ha sabido hacer negocio, fuera de la vida política pero a costa de la vida pública. Con su primera mujer se lucró del ladrillo, su suegro era un afamado empresario de la construcción y, casado en segundas nupcias con una ‘Fabra’, se le relacionó con la trama de corrupción Gürtel. Su esposa actual es Andrea Fabra, la diputada nacional del PP que gritó “¡que se jodan!” desde su escaño en el Congreso, mientras Mariano Rajoy anunciaba el recorte de prestación a los parados.
La dimisión de Güemes, en marzo de 2010, coincidió con el trasplante de hígado al que fue sometido su suegro, el ‘popular’ Carlos Fabra, en el Hospital 12 de Octubre de Madrid que dejó también muchos interrogantes sin resolver -según reveló nuevatribuna.es-, por un supuesto trato de favor.
Y es que, el que fuera presidente de la Diputación de Castellón (imputado por varios casos de corrupción), fue intervenido por el doctor Enrique Moreno, Premio Príncipe de Asturias y eminentísimo cirujano afín a Aguirre, por lo que no fue casual tampoco que el Ejecutivo regional (con Güemes de consejero de Sanidad) aprobará un decreto 'ad hoc' que posibilitó a este facultativo seguir ejerciendo pese a estar jubilado tal y como se reveló también en estas mismas páginas.
Güemes no gozó de buena prensa como consejero de Sanidad. No fueron pocos los colectivos que le tacharon de “incompetente” y hasta de “dañino” para la sanidad pública madrileña por sus ansias de privatización que ilustró con perlas como “una oportunidad de negocio”.
Güemes, niño mimado de Aguirresalió del Gobierno sin que hasta ahora se hayan conocido las verdaderas razones de la estampida. Pero antes dejó atados varios cabos, como la apertura en 2009 del Laboratorio Central. El centro, ubicado en el Hospital Infanta Sofía, supuso la privatización de los análisis clínicos en Madrid, un servicio que da cobertura a seis hospitales (Infanta Cristina, Infanta Sofía, Infanta Leonor, Sureste, Henares y Hospital del Tajo) y atiende a una población de 1.200.000 ciudadanos, lo que se traduce en 120 millones de euros por el tiempo que dura el contrato (8 años). El Laboratorio Central ha sido gestionado por BR Salud, compuesta por el grupo Balagué y Ribera Salud (Bankia).
Pues bien, según reveló este viernes la Cadena Ser, Güemes ha sido contratado por la empresa Unilabs España, que ha adquirido por 5 millones de euros la adjudicación de los análisis clínicos en manos de BR Salud, el grupo que hasta ahora gestionaba el Laboratorio Central que creó el consejero.
La operación también responde a la necesidad de ir desmantelando progresivamente los negocios a los que están asociados los bancos nacionalizados en España (rescatados con dinero público), como es el caso de Bankia y la empresa Ribera Salud, con graves problemas de solvencia y que, desde hace tiempo, pretende desprenderse de parte de sus centros sanitarios para ‘hacer caja’.
Pero el negocio no cambia de manos (dirigentes del PP) tan solo de siglas con la ayuda de otras empresas interpuestas.

Beccaría, Lamela, Cospedal… 

también hacen negocio

Juan José Güemes no es el único dirigente del PP que está haciendo negocio con la privatización de la sanidad pública.

Tal y como viene denunciando la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), los hospitales públicos están quedando en manos de empresas y fondos de capital riesgo extranjeros, principalmente del Reino Unido.
Tres son los grupos empresariales privados que gestionan la sanidad pública: Capio, Ribera Salud (Adeslas y Sanitas) y USP-Quirón.
Capio está en manos de CVC, un fondo de capital riesgo británico. Gestiona unos 30 centros sanitarios en cuatro comunidades autónomas, entre ellos la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid.
USP-Quirón fue comprado en febrero de 2012 por el fondo de inversión británico Doughty Hanson. Gestiona 12 hospitales y 26 centros sanitarios en España.
Adeslas por un lado y Sanitas por otro, forman con la Caja de Ahorros del Mediterráneo y Bancaja (Bankia) el grupo sanitario Ribera Salud que también gestiona hospitales en Madrid y Valencia. Sanitas pertenece al grupo BUPA International Health Insurance, la mayor compañía privada de asistencia sanitaria del Reino Unido.
EL ESCANDALOSO ENTRAMADO DEL PP
Pero Güemes no es el único dirigente del PP que está haciendo negocio con la privatización de la sanidad pública. Hasta ahora los casos que han trascendido son los siguientes:
MANUEL LAMELA
Exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Le sucedió en el cargo Juan José Güemes.
Maximo dirigente de Madrid Medical destination MMD, sociedad privada dedicada al turismo sanitario de primer nivel.
MMD tiene entre sus socios a Capio Sanidad.
Lamela ingresa en concepto de comisiones 1,8 millones de euros.
Exjefe de gabinete de Rodrigo Rato (consejero de Bankia) abandonó la política en 2008 para dedicarse a la gestión privada sanitaria.
Es uno de los principales beneficiarios de la decisión de Rajoy de suspender la atención sanitaria a los no residentes.
JOSÉ MANUEL ROMAY BECCARÍA
Ministro de Sanidad en el primer Gobierno de José María Aznar.
Es patrono de la fundación renal FRIAT, concertada con la sanidad pública
ANTONIO BURGUEÑO
Actual director General de Hospitales de la Comunidad de Madrid.
Es el padre del jefe de la unidad de negocios de Ribera Salud.
Relacionado con empresas y procesos previos de privatización en otras Comunidades como Valencia, y que han sido posteriormente adjudicatarias en Madrid.
ROSARIO COSPEDAL
Hermana de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
Presidenta de Genómica, de la farmacéutica Zeltia, empresa patrocinadora de las empresas beneficiarias (IDIS).
Pluses millonarios y 'secretos' para Capio elevan el coste potencial por paciente a 700 euros 

La Comunidad de Madrid justifica la externalización de la gestión de los hospitales en que el coste pasa de 600 euros anuales por paciente a 441 euros. 


Sin embargo, el concierto que el Ejecutivo de Ignacio González mantiene con la Fundación Jiménez Díaz -controlada por Capio tanto en la gestión sanitaria como en la no sanitaria- demuestra que la sanidad privada puede salir notablemente más cara al ciudadano, llegando a 700 euros por paciente y año debido a diversos pluses adicionales. 


-Es decir:


Como no llegan a 300 euros de beneficio por paciente > sube el coste a 700 desde los 600 actuales.

Antes de la privatización de la gestión:

- el estado pagaba 600 euros por paciente y el paciente recibia esos 600 euros


Despues:


- el estado paga 700 euros y el paciente recibe 411

Cada año querrán mas beneficio hasta que el ambulatorio/hospital esté en banca rota.
Entonces, sueltan la gestión, el estado rescata y con la cuentas saneadas vuelve la empresa para iniciar el expolio y la estafa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

3D Madrid in Google Earth

GRAN TURISMO 5 MADRID GAMESCOM GAMEPLAY

MADRID protagonista en un juego simula una casi idéntica ciudad!!